Hablemos de Viajes

Un viaje inolvidable

Hace poco tiempo mis amigos y yo recibimos una noticia que nos sorprendió. ¡Nuestro amigo Francisco se casa! Cualquiera que lea este post puede pensar que es algo normal y no hay porque extrañarse. Pero para nosotros tenía especial trascendencia teniendo en cuenta que este chico hasta hace poco tiempo apenas salía de casa y menos hablar con chicas. Por eso nos vimos “obligados” a prepararle la mejor despedida de soltero que puede existir. Nada de una simple noche de borrachera, preparamos un viaje de fin de semana a Barcelona con diversas actividades.

Antes que todo hay que decir que escogimos la peor fecha para viajar desde Badajoz (donde vivimos la mayoría de los amigos), la semana pasada. Que como todos sabréis ha traído una de las olas de calor más horribles de los últimos tiempos. Lo malo de viajar en esas condiciones es que si el viaje ya es largo per se el buen tiempo lo hace aún más largo.

Pero nosotros íbamos confiados porque la Volkswagen que nos llevaría es espaciosa y tiene aire acondicionado. Tenía, porque apenas habíamos recorrido 150 km cuando nos dimos cuenta de que el aire acondicionado no expulsaba aire frió, sino simplemente el que recogía del ambiente. Estábamos asfixiados, pero nos tocó hacer todo el viaje bajo estas insufribles condiciones, más por obstinación de nuestro amigo Javier.

El problema provenía de una fuga en el circuito de refrigeración que hacía que se perdiera el gas refrigerante. Lo primero que hicimos al llegar a Barcelona, fue asegurarnos de tenerlo arreglado para la vuelta. Tuvimos suerte de aprovechar la promoción de recarga de gas de aire acondicionado de Letamendi, con lo que toda la reparación resultó mucho más barata de lo que en un principio imaginábamos.

Eso sí no nos libramos de las quejas de nuestro amigo, que ya desde un principio no quería venir, no quería despedida de soltero porque nos tenía cierto miedo. Pero creo que al final le mereció la pena. Y es que nada más llegar preparamos bañador, gafas de sol y chanclas y nos fuimos al barco que nos estaba esperando para celebrar la mejor despedida de soltero del siglo.

Ha sido increíble: barbacoa en la cubierta, ruta por las zonas más extravagantes de la costa Barcelonesa, todo tipo de ocio en el agua, y el mejor final, una fiesta en el barco con toda la música que le pedimos por supuesto amenizada con una bailarina. Todo sea dicho, no hubiéramos podido organizar algo así por nuestra cuenta, hemos necesitado los servicios de la agencia de despedidas de soltero de Barcelona Mundo Fiestas.

La verdad es que el resultado ha sido fantástico y lo mejor, estamos seguros de que el novio no olvidará esta despedida de soltero, sino ya por lo bien que lo ha pasado, sí por el percance del viaje de ida. Al menos a la vuelta si ha podido descansar durmiendo en el coche gracias a la estupenda temperatura que teníamos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

Pasión por Viajar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies